El ruido se mide por su frecuencia en Hertz (Hz), y por su intensidad en decibelios (dB). Los reglamentos tienen en cuenta la intensidad del ruido al establecer los umbrales de protección y los límites de exposición autorizados. El umbral a partir del cual es obligatorio El uso de protección auditiva es de 85 decibeles En cuanto a la exposición al ruido, los tiempos máximos de exposición permitidos por la legislación, basados en una correlación entre la intensidad y la duración de la exposición, son los siguientes:80 dB / 8 horas;83 dB / 4 horas;86 dB / 2 horas;89 dB / 1 hora;92 dB / 30 minutos;95 dB / 15 minutos;98 dB / 7,5 minutos. Obsérvese que los valores expresados tienen en cuenta el uso de protección auditiva por parte de los empleados y significan que una exposición de 7,5 minutos a 98 decibelios es tan peligrosa como estar expuesto durante 8 horas a una intensidad sonora de 80 decibelios.