La estación meteorológica es una combinación de sensor + pantalla. Es decir, el dispositivo se encarga de recoger datos a través de un sensor o una sonda y transmitirlos a una pantalla (y por aplicación en algunos productos). El ejemplo más conocido es la función de termómetro Esto significa acceso a la temperatura exacta de un lugar específico. Sin embargo, los dispositivos se han perfeccionado y ahora es posible tener datos sobre la humedad, el sol, el viento, etc.