Hay varios tipos diferentes de toalleros entre los que puede elegir según sus deseos y necesidades, incluidos los toalleros de pie y los toalleros de pie. toalleros de pared . Como pueden imaginar, el primer tipo suele estar equipado con un pie y se coloca en el suelo. Esto tiene la ventaja de que se puede mover en el baño, por lo que normalmente se puede poner al lado del lavabo, lo que permite poner las pequeñas toallas que se pueden utilizar para secarse la cara o las manos, pero cuando se toma la ducha o la bañera, se acercará más a usted para poner la toalla de baño en ella para su uso cuando haya terminado de ducharse, este tipo es muy adecuado para los baños grandes. El segundo tipo es fijo, es el clásico toallero que estamos acostumbrados a ver. El segundo tipo es un toallero fijo, que es el clásico toallero que estamos acostumbrados a ver, que tiene la ventaja de ocupar menos espacio, seguido por el toallero “normal” o uno que también sirve como calentador de toallas. Esto permite calentar o secar las toallas después de usarlas, puede ser con agua caliente, radiador eléctrico o conectado al sistema de calefacción central de la casa.