Los fallos más comunes con una aspiradora con bolsa son: sin arranque, un motor en marcha pero sin succión, un olor a quemado. Si le ocurre uno de estos casos, compruebe su aparato, y si el problema persiste, llame al servicio posventa del fabricante.